Páginas vistas en total

miércoles, 27 de octubre de 2010

ORACION POR LAS VOCACIONES



Hola Hermanos:

Por la presente tengo el gusto de invitarte a una "reunión" muy especial que tengo este viernes : He quedado ni más ni menos que con el Señor. Si, si... el mismísimo Señor Jesucristo va a hacerse presente este viernes a las 21.00 h. en la Catedral.

El Secretariado de Pastoral Vocacional, ha preparado, en continuidad con el año anterior, una serie de oraciones persiguen varios objetivos:

1º . Haciendo caso de las palabras del Señor: "Sin mí no podéis hacer nada". Queremos redescubrir y saborear el ser discípulo, estando con Él mediante la adoración que nos dará la fuerza para "hacer". Sin oración existe grave peligro de caer en un activismo que nos vacía interiormente. Es esta una costumbre que por desgracia estamos dejando perder, pues en la Exposición, el Señor regala abundantes gracias especiales.

2º Siguiendo en esa línea de obediencia al Señor, queremos "Pedir al dueño de la Mies que envíe obreros a su Mies". La mayoría de las personas que estaís leyendo este artículo habeís experimentado alguna vez la tristeza de despedir al Pastor que ha sido enviado por nuestro Obispo a un nuevo rebaño, pero habéis tenido la suerte de recibir un nuevo Pastor. Muchas parroquias hace años que no tienen un Pastor que las cuide de los zorros. En muchos casos las ovejas mueren porque no encuentran solas el pasto. Otras encuentran pastos "envenenados" por los pesticidas que dispersa en ocasiones la sociedad actual.

3º Queremos ser comunidad cristiana que escucha al Señor que nos dice: "Cuando dos o más estéis reunidos en mi nombre , allí estaré yo en medio de vosotros". De esta manera haremos Diócesis, estrecharemos lazos... ¡qué dificil resulta a una familia permanecer unida cuando faltan los padres! Nosotros hijos, sólo encontraremos fuerza si permanecemos unidos al Padre por el Hijo, auxiliados por el Espíritu Santo. En el camino, como siempre, nos acompaña María de los Llanos.

Piensa en los ratos que dedicas a orar pidiendo cosas que necesitas tú o los tuyos. Piensa también en los ratos que has dedicado en tu vida a adorar al mismo Cristo que se hace presente en el Sacramento expuesto en la custodia. Piensa en los ratos que has "velado" con el Señor.... ¿ No crees que son pocos?, No crees que, si Cristo es nuestro centro como siempre decimos, si es nuestro amor, ¿deberíamos dedicarle más tiempo?


No podemos dejar pasar esta oportunidad de orar unidos. Si no pedimos, es que no necesitamos, o lo que es peor, es que hemos perdido la fe en la fuerza de la oración. Sólo mediante la oración podremos conseguir del Señor, un nuevo florecer de vocaciones a la vida cristiana: al matrimonio cristiano, a la vida religiosa y sacerdotal,al laicado comprometido.




La invitación queda hecha. El Señor os espera, si quereis...



Por el Secretariado de Vocaciones, José Valtueña (seminarista

No hay comentarios: