Páginas vistas en total

domingo, 9 de noviembre de 2008

TEMPLOS DEL ESPIRITU SANTO


Lectura del santo evangelio según san Juan 2, 13-22


Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo:

-«Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»

Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»

Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron:

-«¿Qué signos nos muestras para obrar así?»

Jesús contestó:

-«Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.»

Los judíos replicaron:

-«Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»

Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo habla dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.
Palabra del Señor.




El Evangelio que escuchamos este domingo, nos presenta una vez más un Jesús que nos sorprende hoy a nosotros y que dejaba boquiabiertos a aquellos que convivieron con Él. Con un látigo expulsa a los mercaderes que habían convertido el Templo en “cueva de ladrones”. Después reciben de su parte una respuesta altanera: “Destruid este Templo y lo levantaré en tres días”. Cómo en la mayoría de los casos, no entendían a Jesús…

Y ¿qué es lo que puede decirnos este pasaje de la vida del Maestro a nosotros?
¿Será una invitación de Jesús a utilizar la violencia para hacernos respetar o que se imponga nuestra ideología? .
¿Nos enseña Jesús a ser “más chulos que un ocho”, respondiendo de esa manera a los judíos?.

Ciertamente no. Podemos mirar esa forma de tratar a los mercaderes como una llamada a nosotros los jóvenes, a posicionarnos con firmeza en la defensa de la Iglesia. Puede ser también una invitación que Cristo nos hace para ser valientes y actuar ante lo que consideramos injusticia.

Jesús expulsaba a aquellos bandidos que vendían animales para realizar los sacrificios a Dios. Eran auténticos ladrones: si una paloma valía 10, la vendían por 20, estafando a aquellos pobres que querían ofrecer lo mejor a Dios.

Todavía existe la costumbre de ofrecer sacrificios a Dios, aunque no sean a través de la muerte de animales. Aun hoy mucha gente hace sacrificios con su propio cuerpo; unos sacrificios que nadie les ha pedido . Y es que Dios no necesita nada porque lo tiene todo. Él es dueño y Señor de todo y no necesita que le entregemos nada.Los que necesitan de nosotros, son sus hijos, son nuestros hermanos, son los que nos rodean. “Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos” nos dirá el mismo Señor.

Esta puede ser otra lección que podemos aprender: Si quieres sacrificarte no es necesario que vayas arrastrándote hasta un lugar sagrado: Vete y pídele perdón a aquel familiar con el que no te hablas. Después coge a tu familia y amigos y vete a aquel lugar sagrado a dar gracias a Dios por ello.
Si quieres agradar a Dios no es necesario que dejes de comer : vete y da limosna a la Iglesia para los que necesitan pan. Despues acercate al Templo a celebrar el Gran Banquete de la Eucaristía.
Para hacer lo que Dios nos pide, no son necesarios grandes sacrificios, ya que el sacrificio mayor lo hizo el Señor en la cruz; es suficiente con intentar cumplir con humildad los mandamientos y todo lo que nos dice la Iglesia.

Podríamos sacar muchas más ideas de todo lo que nos ha dicho Jesús en este episodio de su vida, pero para terminar me gustaría resaltar el hecho de que gracias al Bautismo estamos incorporados al cuerpo de Cristo. Somos entonces parte de ese Templo del que hoy habla Él mismo. Somos piedras vivas del Templo, valiosas todas, necesarias todas. Es este un buen momento para reflexionar sobre lo que hemos recibido de Dios, descubriendo que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo.
Hagamos sitio en su templo. Manteniéndolo siempre limpio y preparado para el Señor.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía que forma de llevar las cosas a tu terreno, sin embargo yo pienso que de vez en cuando hay que pegar alguna patada en el cuello (Él mismo lo hace, pero pocas veces). La biblia lo dice que ojo por ojo y diente por diente, y de nuevo Él responde que hay que poner la otra mejilla, pero para que se fijen en meternos otra y no en nuestros dedos que les van a sacar los ojos.

Porque la vida es así, todo se vende como las palomas, todo se paga y como lo necesitamos, lo pagamos y chimpún.

Anónimo dijo...

Me alegra y me gusta mucho esta entrada. Nunca he llegado a entender muy bien lo que se nos quería decir en este pasale del Evangelio de Juan.
Pero visto de esta manera es verdad que estamos viviendo situaciones en las que debemos de fortalecer nuestro carácter para decir que la Iglesia sigue viva y que somos muchos jóvenes los que la vivimos y los que entre otras cosas estamos para defenderla.
No hacen falta grandes sacrificios, ni grandes cantidades de lismona, pues como ahí se dice la labor de permanecer en la Iglesia, defenderla desde la humildad y la sinceridad, pero con carácter firme como hizo Jesús,y mantenerla preparada para aquellos nuevos cristianos que quieran unirse a nosotros, que somos "ella" es una de las labores más importantes de nosotros los cristianos.

leles dijo...

weno josete bonito Evangelio...al final ya stoy dentro...jeje me ha costado lo mio pero si te digo la verdad no me acordaba:(

QUE COMO STE FINDE YO STARE AKI...SI TENGO K DAR EL TEMA LO DOY YO..vale?no me lo pongas muy complicadillo que tengo muchos examens valeeeee¿

Leles dijo...

CHicoooos ya stoy metida en estoooooo ajaja...me ha costado lo mio pero aqui esta la Arzobispa para alegrar el cotarro...

Weno que hace dos semanas que no te veo Joseteeeee, ni a Rebe tmpoco...

Como ste finde estais petados todos...y teneis oracion, yo podria dar el tema a los chavales, aunque si es posible no me lo pongas dificil anda Josete que estoy un poco petada de examenes, mañana tengo uno y el lunes otro:(

wenooo ya hablamos un besote para todos

Anónimo dijo...

Gente soy lo peor! he olvidado mi contraseña! he probado ya un millón! alguien sabe como puedo mirarla! si no quedaré en el anonimato para siempre! juuuuuuuuuu

(Rebe)

Anónimo dijo...

Algunas en el anonimato para siempre y otros tan antisociales que, no firmando sin querer) en el anonimato se puede saborear nuestro odio. En fin, peco de ira, pero creo que los tengo casi todos: menos envidia.

MI palabra de moderación es Cizes, mola.